El Rincón del aficionado: La Espera

falla-desde-dentro-360

El Rincón del aficionado: La Espera

El año se acaba y el carnaval empieza, así que los aficionados casi que nos comemos las uvas lanzando papelillos y serpentinas, y el 2016 viene ya con un antifaz bajo el brazo. La espera está llegando a su fin y todos nos preguntamos qué esconderá cada agrupación tras las cortinas del Falla.

Pero hoy, desde este rincón que da voz al aficionado del carnaval, no quiero hablar de todos los que estamos ya contando los días, hoy quiero dedicar estas líneas a todos los que se preparan para darnos lo mejor de sí mismos en el concurso que se asoma ya a la ventana y que pronto llamará a nuestras puertas para entrar de lleno en nuestros corazones. Hoy va por todos aquellos que revisan sus letras buscando ultimar detalles, por los que retocan el tipo, por los que preparan la tinta de los periódicos para contarnos cada secreto, por los que enfundan sus pinturas para dar color a cada mirada que pasará por las tablas, por los que preparan escenarios, por los que formarán parte de ellos prestando sólo su imagen, por los que esperan en bambalinas,… Hoy va por todos aquellos que hacen grande esta bendita locura.

Pero, sobre todo, hoy quiero dedicarle estas líneas a los componentes de todas y cada una de las agrupaciones que participan en el COAC, pues son ellos los que realmente dan la cara en el Falla, convirtiéndose en el balcón al que se asoman todos los demás. Al que se asoman los que han escrito las letras, que esperan que sus voces den vida a una idea en la que dejaron el alma; los que hicieron el tipo, que esperan que su figura de vida a una ilusión tejida entre cientos de noches en vela ultimando cada detalle. El balcón donde se asoman también los que dieron color a sus mejillas, esperando ver desde allí que sus pinturas reflejan de verdad la magia del tipo, y también los que diseñaron el atrezo, que buscan el escenario perfecto para ese tipo ideal y para acoger esa letra que llegue al corazón del teatro. El lugar desde donde miran también los medios, para observar el concurso esperando que sus actuaciones den las mejores críticas de carnaval y las mejores entrevistas que hayan podido hacer nunca. Y, por supuesto, el balcón al que nos asomamos todos los aficionados esperando encontrar al mirar el nivel que, casi sin querer, exigimos a cada uno de los autores.

Y, pese a todo, ahí estarán ellos, los componentes, el balcón al que todos se asoman. Ahí están, entregados para darnos lo mejor de sí mismos, con tantas horas de ensayo a sus espaldas que ya no saben si viven en el mundo real o en el mundo imaginario que, como si de un cuento se tratase, un autor creo para ellos. Ahí están con el corazón latiendo al ritmo del 3×4. Expuestos al examen de un jurado y de un pueblo con ganas de carnaval. Expuestos a la victoria o a la derrota, a la gloria o a la condena de un público que no siempre valora el trabajo que realizan a lo largo de casi un año de sueños que van tomando forma cuando se acerca febrero. Felices, nerviosos, con ganas de llorar, de saltar, de reírse, embriagados de carnaval hasta el alma y deseando terminar borrachos de aplausos. Ahí están, temblando, rememorando cada una de las veces que pisaron el teatro o dando sus primeros pasos en este mundo de fantasía. Cuando se abren las cortinas ahí están, regalándonos con su copla cada momento, buscando enamorarnos con cada verso, peleando por el amor de esa amante tan exigente que es Cádiz, buscando ser los elegidos este Febrero.

Y si nosotros estamos ansiosos, deseosos de carnavales, no quiero ni imaginar cómo estarán ahora ellos. Por eso hoy he elegido esta copla para nuestro rinconcito. Un pasodoble de Jonathan Pérez Ginel (el Jona) que trata de explicarnos lo que se siente cuando se abre el telón antes sus ojos por primera vez en preliminares, cuando la carta de presentación se pone sobre las tablas del Falla. Yo creo que esos sentimientos, por más que hayan intentado explicárnoslos tantos y tantos autores, jamás podremos conocerlos de verdad si nunca hemos pisado esas tablas, pero letras como estas creo que nos ayudan a hacernos una idea de lo que siente. Y estoy segura de que tiene que ser uno de los sentimientos más bonitos que se puedan experimentar. Como aficionada que siempre soñó pisar esas tablas, y después de estas líneas, sólo me queda desearos, muchísima suerte a todos.

Lidia Villalobos (@Lidia_VP)

Si quieres leer más artículos como estos visita mi Rincón Carnavalero en laciudaddelasnubes.com

 

About

Siguenos en Youtube, Facebook y Twitter, no volveras a perderte nada del mundo del Carnaval de Cadiz.

View all posts by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *